Germany | Finland | Saint Petersburg | Italy

 ¿QUÉ ES?

La composición corporal es un método útil para determinar la efectividad de la dieta en el desarrollo muscular de una persona o en la pérdida de grasa. En nuestras consultas utilizamos básculas profesionales para medir la composición corporal a través de Bioimpedancia (BIA).

 

¿QUÉ ES LA BIOIMPEDANCIA?


La bioimpedancia eléctrica se fundamenta en la oposición de las células, los tejidos o líquidos corporales al paso de una corriente eléctrica generada por el propio aparato. La masa libre de grasa, como los músculos, huesos, etc. tiene la mayor parte de fluidos y electrolitos corporales.
De esta forma, la masa libre de grasa favorece esa corriente eléctrica debido a que sus elementos son buenos conductores (baja impedancia). Al contrario, la masa grasa tiene una alta impedancia, es decir, ofrece una mayor resistencia al paso de esta corriente por la carencia de fluidos.
De manera que nuestras básculas proporcionan una estimación directa del agua corporal total y de ahí se estima de forma indirecta la masa libre de grasa y la masa grasa, a través de fórmulas preestablecidas.

 

 ¿QUE MIDE LA BIOIMPEDANCIA?


En el caso de las básculas utilizadas en nuestras consultas a través de la Bioimpedancia podremos general informes sobre:

 

                                       

 Agua Corporal Total

         

Masa Muscurlar

     

 Metabolismo Basal

    

 Grasa Corporal

 

Complexión Física

La BIA permite obtener el Agua corporal total que incluye los líquidos corporales situados dentro y fuera de las células. Dado que el cuerpo tiende a deshidratarse después de una larga noche y se observan diferencias en la distribución de fluidos entre el día y la noche, el porcentaje de agua corporal debe servir de guía y no debe ser utilizado específicamente para obtener el porcentaje de agua corporal total absoluto recomendado.
El porcentaje de agua corporal tenderá a disminuir a medida que el porcentaje de grasa corporal aumente.
          El valor de masa muscular indicado por nuestras básculas incluye los músculos esqueléticos, músculos lisos (corazón, aparato digestivo, etc.) así como el agua contenida en los mismos. A medida que aumenta la masa muscular, aumenta el consumo de energía, lo cual ayuda a reducir los niveles excesivos de grasa corporal y a perder peso saludablemente.   Es el nivel mínimo de energía que su cuerpo necesita para funcionar eficientemente en reposo, incluyendo los órganos del sistema respiratorio, circulatorio, nervioso, el hígado, los riñones y otros órganos. Aproximadamente un 70% de las calorías que se consumen diariamente son utilizadas para el metabolismo basal. El metabolismo basal se ve afectado en gran medida por la cantidad de músculos que usted tenga; el aumento de la masa muscular ayuda al metabolismo basal.
Un metabolismo basal elevado aumenta la cantidad de calorías quemadas y ayuda a reducir la cantidad de grasa corporal. Un metabolismo basal bajo hará que resulte más difícil perder grasa corporal y peso total en general.
  Podemos determinar la cantidad de grasa corporal (% / kg) en relación al peso del usuario. El valor en Kg determinará si el individuo se encuentra dentro de parámetros de grasa corporal: Baja, Saludable, Alto u Obeso.
Se ha demostrado que la reducción del exceso de grasa corporal disminuye el riesgo de ciertas enfermedades tales como: hipertensión arterial, enfermedades cardiacas, diabetes y cáncer.
  Esta función evalúa la complexión física del individuo de acuerdo con el nivel de Masa Grasa y masa Muscular de su cuerpo. A medida que la actividad se incrementa se reduce la cantidad de grasa corporal, también variará la complexión física, en correspondencia.
Aunque es posible que no varíe el peso, la masa muscular y los niveles de grasa corporal pueden estar transformándose, mejorando su salud y reduciendo los riesgos de contraer ciertas enfermedades.

 

PROTOCOLO PREVIO A PESARSE


Los resultados de peso pueden ser variables principalmente cuando estemos bajo los efectos de cualquier acción que modifique los niveles hídricos del organismo, como después de una comida, después del entrenamiento, el ciclo menstrual en las mujeres, etc.
Por ello para conseguir el mayor grado de eficacia en el resultado se debe seguir un protocolo previo orientado a los niveles de líquidos corporales:


- Se debe evitar el alcohol en las 48 horas previas a la medición.
- Evitar el ejercicio intenso hasta 12 horas antes de pesarse.
- No comidas pesadas hasta 4 horas antes.
- No consumir diuréticos durante la semana previa.